Aprobación presidencial

Seis de cada 10 ciudadanos (64%) aprueban el trabajo de López Obrador como Presidente, en tanto 30% lo evalúa de manera negativa. Lo anterior de acuerdo con la más reciente encuesta nacional en vivienda de Buendía & Márquez en exclusiva para el Universal.

En términos generales, la aprobación presidencial se ha mantenido relativamente estable durante el último año, que ha estado  marcado por la pandemia del COVID-19. Actualmente, la aprobación es prácticamente igual al que se registró en noviembre del año pasado, cuando el respaldo hacia el presidente tuvo un ligero incremento que también registraron otras encuestas públicas. No obstante, desde febrero de 2020 el respaldo hacia el presidente se ha caracterizado por el sosiego, con niveles que oscilan alrededor del 60% y la reprobación alrededor del 30%.

Cronológicamente, podría decirse que la evaluación presidencial se ubica en su tercer ciclo en lo que va del sexenio. El primero se caracterizó por la luna de miel en el primer trimestre de la administración, cuando 8 de cada 10 encuestados calificaban positivamente el trabajo de López Obrador. El segundo comprende la mayor parte de 2019, cuando la aprobación se situó alrededor de 70%.

Ese mismo patrón también se observa en el humor sobre la situación del país. En este momento 49% considera que el país va por buen camino, mientras que 37% opina lo contrario, cifras muy similares a las de hace un año. En términos prospectivos, las expectativas de los ciudadanos sobre el Presidente son favorables: 70% se siente optimista sobre su trabajo en tanto 26% se siente pesimista.

La medición de la aprobación presidencial enfrenta algunos retos como la proclividad de algunos encuestados de seleccionar respuestas positivas (sesgo por consentimiento), distintos grados de optimismo o diferentes estándares sobre lo que constituye “aprobar” la labor presidencial. Por eso, como una medida alternativa de evaluación, preguntamos a los encuestados qué tan satisfechos se sienten con el trabajo de López Obrador con ayuda de una tarjeta que incluye escalas de apariencia facial, similares a las que se usan para medir satisfacción con servicios. El ejercicio arrojó que 47% se siente satisfecho con el trabajo del presidente, 21% insatisfecho y 30% neutral.

Al igual que en las mediciones anteriores, los programas sociales son la acción más recordada cuando preguntamos qué es lo mejor que ha hecho la presente administración. Cuatro de cada diez (38%) de los que mencionaron alguna acción positiva mencionan estos apoyos. Muy lejos se encuentran otros temas relevantes en la agenda como el combate a la corrupción, la economía y el manejo de la pandemia.

En síntesis, a un año de la pandemia, los indicadores de desempeño gubernamental muestran una notable estabilidad. Las pérdidas humanas, los retrasos en vacunación, o la política económica seguida durante la pandemia , no parecen haber afectado la imagen presidencial.

Para conocer los detalles:

Menú